7 curiosidades sobre el Manuela de Naveran

manuela de naveran

Por si no lo conocéis, nuestro vino Manuela de Naveran es un chardonnay con fermentación y crianza en barricas de roble. Su carácter monovarietal y su fermentación y crianza singular (después os damos más detalles) lo hacen un vino muy interesante, armónico, franco, cremoso y persistente. Sí ¡Un vino puede llegar a ser todo esto y mucho más! El carácter de nuestro Manuela ha llegado muy lejos y desde su primera añada, en 1990, que no ha dejado de ganar verdaderos fans! También nos ha dado muchas alegrías, recientemente ha sido condecorado por la Acadèmia Tastavins y la DO Penedès, una distinción que llega en el mejor momento de este vino. ¿Queréis saber más curiosidades del vino Manuela de Naveran? 

1. La viña

La viña es donde empieza todo, es donde obtenemos la materia prima que dará lugar a este vino tan original. Fue plantada en 1985, por lo tanto, tenemos la suerte de disfrutar de los favores de una viña con edad, que ya sabéis que juega a favor de la calidad y la personalidad del vino. La viña de donde obtenemos el vino Manuela de Naveran siempre ha sido cuidada por el mismo agricultor, Jaumet Bricollé, que es todo un crack!  Le da a la tierra todas las atenciones necesarias, respetando sus ritmos. Además, siempre tiene la viña limpia y ordenada ¡Como un jardín!

2. Premios

Nuestro vino Manuela de Naveran es un vino premiado! La prestigiosa Guía Peñín, una distinción de referencia para medir la calidad de los vinos, le otorgó una puntuación de 90 puntos (siendo 100 la puntuación máxima).

Además, el vino Manuela de Naveran 2020 ha recibido una condecoración hace muy poquito! El pasado mes de mayo, obtuvo la medalla de oro al mejor vino blanco crianza de la DO Penedès durante la entrega de premios del 55 Concurso Tastavins de la DO Penedès. La gala de los premios Tastavins Penedès premió con cinco galardones diferentes (tres bronces, una plata y un oro) los diversos vinos que se presentaron en cada una de las siete categorías. En total se presentaron más de 150 botellas de casi una cincuentena de bodegas.

3. Las barricas

Para la elaboración del Manuela se obtiene el mosto tras una extracción suave de la uva, después se realiza la fermentación alcohólica, y en parte maloláctica, en barricas de roble, con conservación sobre lías y finalmente, la crianza, alrededor de seis meses, en contacto con la madera de las barricas de roble.

Estas barricas de roble son de primer y segundo año, es decir, que son relativamente nuevas. Y lo hacemos así porque además de obtener los aromas típicos de la madera, las barricas jóvenes también aportan aromas de frutas. Una vez pasado estos dos años, vamos a necesitar de nuevas, pero seguimos aprovechando las del Manuela: irán destinadas al vino tinto de la casa, Don Pablo; ya que en la elaboración de este vino no buscamos tanta fruta, más bien una ligera oxidación.

Además, usamos barricas de dos tipos de roble: americano y francés. Las de roble francés nos dan aromas más finos y las de americano, aromas más identificables como la vainilla y el coco (que también son más comerciales). A Naveran buscamos el equilibrio entre la suavidad y el carácter, por eso mezclamos estas dos materias primas.

4. La fermentación

Durante el proceso de elaboración del vino Manuela de Naveran, ponemos directamente el mosto en las barricas de roble, en vez de pasar primero por los tanques de acero inoxidable. Por lo tanto, toda la fermentación se hace en madera! Para controlar la temperatura durante la fermentación, tenemos las botas en una sala refrigerada especialmente para la fermentación de este vino.

5. El batonnage

Una vez termina la fermentación, las lías (las levaduras «muertas») se depositan en la parte inferior de la barrica. Es entonces cuando empleamos la técnica del batonnage, que consiste en introducir un bastón para remover las lías, para que se mezclen con el vino que se encuentra en la parte superior. Y os preguntaréis, ¿por qué las lías deben estar en contacto con todo el vino si las levaduras ya han hecho la fermentación? Bueno, pues sin el contacto con las lías, el vino se podría oxidar. Además, durante la crianza, el contacto con las lías tiene más beneficios: aporta al vino estabilidad, complejidad aromática, volumen en boca y untuosidad. ¡Ahora ya conocéis el poder de las lías!

6. La etiqueta, una obra de arte noveau

En Naveran cuidamos cada detalle de nuestros productos, por eso, cuando creamos un vino tan especial como el Manuela de Naveran, quisimos que la etiqueta estuviese a la altura; al igual que el vino, ¡No podía dejar indiferente! Seguro que os ha llamado la atención su etiqueta modernista. Pues bien, es de una litografía de un discípulo del pintor checo Alfons Mucha, todo un referente del arte noveau.

7. Maridaje

El Manuela de Naveran es un vino equilibrado, cálido, cremoso, persistente y sabroso. Es muy agradable y sorprendente. Recuerda, entre otros, aromas de la vainilla, el plátano, el melocotón, el pan tostado, la mantequilla… Se puede consumir como vino joven; sin embargo, sus características de elaboración le auguran una muy buena evolución y conservación en botella. Todo esto hace que sea un vino muy versátil, que puede acompañar desde aperitivos a comidas más complejas.

Las posibilidades para maridar el vino Manuela de Naveran son infinitas, pero si tenemos que escoger una… ¡Nos encanta maridar el Manuela de Naveran con un buen lenguado a la meunière!

¿Quieres estar al día de todo lo que pasa en Naveran y aprender sobre vino y cava?¡Suscríbete ahora y recibe un 10% de descuento para tu próxima compra online!