Maridaje de otoño: Una comida de temporada para sorprender

¡Es cierto que el verano nos encanta! Pero seguro que ya tienes ganas de que llegue el frío para empezar a cocinar estos platos calientes tan reconfortantes de otoño ¿Verdad? Y es que el otoño es la época culinaria por excelencia. Tiempo de setas, castañas, calabaza, boniatos, caquis y granadas. De tardes doradas, de árboles de colores… Colores cálidos para una época de calma y de contemplación. Hoy, os proponemos tres maridajes de otoño que, junto con las maravillas de esta estación, te brindaran ratos inmejorables.

1) Naveran Clos dels Àngels y Rovellons salteados con piñones, ajo y perejil

Empezamos por un plato con un sabor inigualable. ¡Qué ganas de que llegue el frío y las primeras lluvias de otoño para recoger las primeras setas! Cataluña es una tierra con un clima y unos paisajes muy diversos. Tenemos la suerte de encontrar setas todo el año, pero la época donde se encuentran con más abundancia es el otoño. Aunque debido a la sequía no tendremos un buen año para las setas, seguro que podremos disfrutar de un buen plato de setas y ¡Ya lo estamos esperando!

El maridaje de vino con setas es una apuesta segura. La combinación es perfecta, pero conseguir un buen maridaje no es nada fácil: hay setas con un sabor más suave y otras con un sabor más fuerte y persistente. Sin hablar de las texturas y los aromas… ¡Todo un mundo de posibilidades! Por suerte, también tenemos muchas opciones en cuanto al vino. Se trata de elegir la que sume. Nosotros hemos escogido combinar los rovellons (níscalos) con nuestro syrah, Clos dels Àngels para este maridaje de otoño. Os encantará.

En la sencillez está el gusto, que dicen. Pues nosotros hemos escogido maridar nuestro vino tinto Clos dels Àngels con un plato con níscalos y nos hemos acabado decantando por la simplicidad: rovellons con piñones, ajo y perejil. Y es que no es necesario añadirles nada más para apreciar todo el esplendor de esta seta. Además, a diferencia que en guisos o en arroces, cocinarlos a la plancha les resalta el sabor.

El rovelló tiene un sabor complejo entre dulce y un toque de amargura, dependiendo del punto de cocción. Además, al igual que el vino, cogerá unos sabores y aromas determinados, dependiendo del entorno donde ha crecido. Por otra parte, también absorbe las especies y el contraste con el ajo y perejil le va genial. Por lo tanto, la combinación con el Clos dels Àngels es perfecta porque es un vino redondo y con cuerpo, para sostener la complejidad de la seta, y con taninos suaves que recuerdan la confitura, ideales para el contraste y el complemento del sabor del rovelló.

La receta de rovellons salteados con ajo, perejil y piñones es muy fácil, bien sana, típica del territorio catalán y 100% de otoño. Solamente hay que tener cuidado de no cocinarlos demasiado. Si buscas en internet encontrará muchas páginas que explican la receta.

2) Manuela de Naveran y lenguado a la meunière con guarnición de otoño

Hemos escogido un plato mítico, seguro que lo recuerdas con Meryl Streep, a Julie & Julia, o como el plato del Rick ‘s Cafe, en la película Casablanca. Además, es un plato tradicional de la cocina francesa. Meunière se podría traducir como «molinera», hecho en el molino, ya que se hace con harina. Y es que la harina y la mantequilla son unos de los ingredientes que le dan al plato este sabor que seguro que conocéis y que es tan especial.

Esta receta francesa es muy fácil de hacer, pero luce: da muy buenos resultados y si tienes que recibir a invitados en casa, es una buena manera de sorprenderlos. Para este maridaje de otoño, proponemos una pequeña variación del lenguado a la meunière que consiste en cocinar el pescado según la receta francesa. Pero para redondear nuestro maridaje de otoño y hacer que el plato sea más equilibrado, le añadiremos una guarnición con productos de temporada: un pisto con calabaza, manzana y cebolla morada.

Maridaremos el lenguado a la meunière con el pisto de otoño con nuestro vino Manuela de Naveran. Es un chardonnay con crianza en barrica muy cremoso, armónico, persistente y sabroso. Es un vino muy agradable y sorprendente. Recuerda, entre otros, aromas de la vainilla, el plátano, el melocotón, el pan tostado y la mantequilla. Por lo tanto, nos potenciará el plato, que también tiene lácteos, harina y sabores más dulces de las frutas de otoño. Por otro lado, el toque ligero de acidez del vino nos va genial porque contrasta con los sabores y texturas de la mantequilla y nos aporta nuevos matices, que es la esencia del maridaje.

3) Naveran Perles d’Or y banoffee pie

Hemos reservado nuestro cava Naveran Perles d’Or para el postre! Y para acabar el maridaje de otoño nos hemos decantado por el tradicional Banoffee Pie. ¿Lo conocéis? Es un postre inglés. Dicen que su origen se remonta en los años 70 en un restaurante de Jevington llamado The Hungry Monk y que era el preferido de Lady Di y de Margaret Thatcher. El pastel está hecho con una base de galleta crujiente, un relleno de plátano y leche condensada, el dulce de leche, y nata montada encima. Un postre muy cremoso y grato, reconfortante para el inicio de la sobremesa nostálgica de las tardes cortas de otoño.

Es un postre popular y encontrarás muchas recetas. Nosotros hemos elegido dos. Una receta de banoffee pie de El Comidista con galletas de mantequilla y dulce de leche. También nos gusta mucho esta receta vegana y sin gluten de banoffee pie con dátiles. Es una opción muy saludable y equilibrada, apta para una dieta vegana o sin gluten, pero también por si deseas un postre más ligero, sobre todo si los otros platos de la comida ya son bastante contundentes.

Y si lo maridáis con nuestro cava Perles d’Or seguro que no nos podréis dejar de dar la razón: el match es total. Los aromas primarios y de crianza del cava maridarán perfectamente con los de los cereales y los de la fruta del postre. La acidez equilibrada del cava le dará un poco de contraste al maridaje, haciendo que sea aún más original. Es un postre contundente y elegante, el dulce de leche tiene un sabor y textura muy presente, por lo tanto necesitamos un cava untuoso, con cuerpo y postgusto elegante como el Perles d’Or.

Maridajes que marcan la diferencia

Durante los días de otoño la casa se vuelve más acogedora que nunca. Es muy típico que recibamos a nuestras amistades o familiares. Y los maridajes que elijas para estos encuentros tan especiales marcarán la diferencia! Es domingo y vienen aquellos amigos que hace tiempo que no veías a comer. Abren la puerta y ya pueden sentir el olor de un plato caliente con productos de temporada. Seguro que se les escapa una sonrisa solamente al atravesar el umbral de la puerta…

¿Quieres estar al día de todo lo que pasa en Naveran y aprender sobre vino y cava?¡Suscríbete ahora y recibe un 10% de descuento para tu próxima compra online!